La Agenda 2030 ha emergido como un faro guía para abordar los desafíos globales y promover el desarrollo sostenible en todos los ámbitos de la vida. Sin embargo, su impacto en la agricultura y los cultivos es un tema crucial que merece una atención especial. En este artículo, exploraremos en profundidad qué implica la Agenda 2030 y cómo influye directamente en el mundo de la agricultura, especialmente en el contexto de la política europea de reducción de abonos nitrogenados, reducción de la huella hídrica y protección de los acuíferos.

OBJETIVOS DE LA AGENDA 2030

La Agenda 2030 es un plan de acción global adoptado por los Estados miembros de las Naciones Unidas en 2015. Se compone de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los cuales abarcan desde la erradicación de la pobreza hasta la acción climática y la protección del medio ambiente. Estos objetivos están interconectados y buscan garantizar un futuro sostenible para las futuras generaciones.

¿CÓMO AFECTA LA AGENDA 2030 A LA AGRICULTURA?

Dentro de los 17 objetivos, hay 5 ODS que tienen un mayor impacto potencial sobre la industria agroalimentaria, son aquellos objetivos dedicados a la reducción del hambre en el mundo (ODS2), la adecuación de los recursos hídricos y el saneamiento (ODS6), el fomento de trabajo decente y crecimiento económico (ODS8), la innovación industrial y en infraestructuras (ODS9) y el fomento de una producción y consumo responsables (ODS 12).

La conexión entre la Agenda 2030 y la agricultura es innegable. Los ODS, como el hambre “cero”, la seguridad alimentaria, el agua limpia y la producción sostenible, tienen un impacto directo en la manera en que cultivamos nuestros alimentos. Por ejemplo, la promoción de prácticas agrícolas sostenibles, como la agricultura de conservación y el uso eficiente del agua, se alinea con los principios de la Agenda 2030. En esta corriente, es necesario para el agricultor de a pie que tenga la información y capacidad necesaria para aportar su grano de arena en este contexto, por otro lado de inminente obligatoriedad.

La ODS2 “Hambre Cero”, significa que la agricultura deberá producir más, para poder alimentar a la creciente población mundial, pero sujeta a las políticas restrictivas respecto a abonos minerales o inorgánicos, fundamentalmente los nitrogenados, recursos hídricos y utilización de fitosanitarios.

POLÍTICA EUROPEA DE REDUCCIÓN DE ABONOS NITROGENADOS: UN COMPONENTE CRUCIAL

En el contexto europeo, la política de reducción de abonos nitrogenados ha cobrado una importancia significativa. La Unión Europea ha establecido objetivos ambiciosos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y proteger la calidad del agua. Esto incluye medidas para limitar el uso de abonos nitrogenados, fundamentales para el crecimiento de los cultivos, pero que también tienen impacto negativo en el medio ambiente si se utilizan en exceso.

Aquí es dónde surge Ineco Biotech, siendo un puente entre los agricultores que no tienen cultivos eficientes alineados con la agenda 2030 y necesitan de productos que reduzcan el consumo hídrico y potencien sus cultivos con cero riesgo ambiental.

En este sentido, Actibid® es una patente de ineco® biotech con la que se garantiza la reducción del 50% de las unidades de fertilización de Nitrógeno manteniendo e incluso mejorando la cantidad y calidad de la producción de tus cosechas.

EL AGUA EN LA AGENDA 2030

El agua es un elemento indispensable e insustituible para la vida.

La sobreexplotación de los recursos hídricos hoy, supondrá tener que afrontar una grave crisis en un futuro muy próximo, o más bien en el presente.

La crisis mundial del agua pone en riesgo la supervivencia de todo el planeta, afecta a los ecosistemas acuáticos y terrestres y, por tanto, a la de billones de personas a causa de la falta de agua potable y condiciones sanitarias inadecuadas. Las cifras actuales evidencian que la crisis del agua es real y afecta a multitud de regiones del Planeta.

El Objetivo de Desarrollo Sostenible 6 (ODS 6) Agua limpia y saneamiento quiere garantizar el agua, su gestión sostenible y el saneamiento.

La agricultura tiene que producir más alimentos, pero haciendo un uso más eficiente y sostenible del agua. Reducir la extracción de agua, mejorar la eficiencia de su uso, optimizar las infraestructuras, y reducir el impacto y la contaminación que los vertidos de su actividad generan en los sistemas hidrológicos naturales. (Reducción de la “Huella Hídrica”).

ineco® biotech además de lo mencionado respecto a la reducción de contaminación por exceso de Nitrógeno (N), trabaja bajo la premisa de la “precisión”, es decir, reducir al mínimo las necesidades de insumos, minimizando o eliminando el impacto ambiental, pero maximizando los rendimientos de las cosechas. Además contamos en nuestro catálogo con un producto específico para la optimización del agua de riego, aquaxtend®.
Por otro lado, nuestras tecnologías hacen que nuestros productos sean ultra eficientes incluso en condiciones de restricción de agua.

EL ROL DE LOS AGRICULTORES EN LA AGENDA 2030

Los agricultores desempeñan un papel fundamental en la consecución de los objetivos de la Agenda 2030. Su capacidad para adoptar prácticas agrícolas sostenibles y respetuosas con el medio ambiente es crucial para promover la seguridad alimentaria, conservar los recursos naturales y mitigar el cambio climático. La educación y el apoyo a los agricultores son aspectos clave para garantizar una transición exitosa hacia la Agricultura 4.0, más sostenible.

Los programas de capacitación y asistencia técnica pueden ayudar a los agricultores a adoptar nuevas prácticas agrícolas y tecnologías que mejoren la eficiencia y reduzcan el impacto ambiental de sus operaciones. El uso de insumos nutricionales de precisión para la potenciación de las cosechas resulta una de las mejores soluciones a medio y largo plazo para los cultivos.

AGENDA 2030 – DESAFÍOS Y OPORTUNIDADES PARA LOS AGRICULTORES

Para los agricultores, la implementación de la Agenda 2030 y las políticas relacionadas con la reducción de abonos nitrogenados y uso eficiente del agua, presentan tanto desafíos como oportunidades. Por un lado, pueden enfrentarse a restricciones en el uso de ciertos fertilizantes o acceso al agua de riego, lo que requiere adaptaciones en sus prácticas agrícolas. Por otro lado, estas políticas también pueden impulsar la adopción de técnicas más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente, lo que a largo plazo puede mejorar la productividad y la rentabilidad de las explotaciones agrícolas. Aun así, estos riesgos a largo plazo podrían ser mitigados con tecnologías de la Agricultura 4.0 como el uso de insumos nutricionales de precisión y novedades tecnológicas como el uso de sensores, drones, etc., para mejorar la eficacia y eficiencia del cultivo.

En resumen, la Agenda 2030 y la política europea están transformando el panorama agrícola. Es fundamental que los agricultores comprendan estos cambios y se preparen para adaptarse a ellos. Adoptar prácticas agrícolas sostenibles no solo contribuirá a alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible, sino que también asegurará la viabilidad a largo plazo de la agricultura y la seguridad alimentaria global. Es por ello que ineco® biotech está al lado del agricultor, aportando las soluciones que necesita para que sus explotaciones estén alineadas con la agenda 2030 y pueda ayudar tanto a nivel global como a nivel local, mejorando el rendimiento económico y ecológico de la explotación mediante la tecnología.

Our Applications Cover Diverse Corporate Markets

Sabes que es la hora de cambiar,

¿Comenzamos?